¿QUÉ ESTÁS HACIENDO POR VIVIR LA VIDA QUE QUIERES? El último pasaje.

¿Quieres cambiarte conmigo?Tomamos todo tipo de decisiones a lo largo del día: fáciles, difíciles, impulsivas, meditadas, importantes, tontas, acertadas, equivocadas, irrelevantes…

Pero hay un tipo de decisión que es diferente a todas las demás. A veces la reconoces… A veces ni siquiera te das cuenta de que es ella y te parece otra más entre tantas. O quizá pienses que es la definitiva pero no sea así.

Hay decisiones que te cambian la vida. Y hay decisiones con las que cambias tu vida.

¿Ves dónde está la diferencia?

Yo he decidido que voy a cambiar mi vida. Pero no porque sea infeliz: me considero una persona considerablemente feliz y afortunada. Pero aceptar esta felicidad light y despreocupada sería renunciar a otra que me he encontrado algunas veces por los caminos. Es una sensación tan potente que, cuando la descubres, no tienes más remedio que ir en busca de lo que la provoca.

No estoy bien adaptada al modo de vida que me rodea y no sé si podría estarlo. Y lo que más me asusta es llegar a adaptarme, por todo lo que implica. En los casos de inadaptación pueden ocurrir varias cosas:

  1. ¿Quieres cambiarte conmigo?Que adaptes tu forma de pensar al modelo dominante para vivir sin conflicto. Por ejemplo, que yo acabe calculando cuántos años tengo que cotizar para poder tener una pensión decente cuando me jubile y, asustada por el resultado, cambie todo lo que quiero vivir por un contrato.
  2. Que adaptes el modelo dominante a tu forma de pensar. No es por ser derrotista, pero esto es bastante improbable. Aunque no soy quién para decirte que no vayas a ser esa persona carismática que cambie (sin sacar los tanques a la calle) el rumbo ideológico del mundo occidental.
  3. Que busques el fallo en Matrix. Aunque todo esté cuidadosamente diseñado para hacernos ver que hay un abanico limitado de posibilidades que van de la A a la C, hay un abecedario entero e incluso otros alfabetos. Es como en la física cuántica: aunque sólo percibimos tres dimensiones (cuatro, contando el tiempo) hay muchísimas más, todas dentro del mismo universo. Se trata de buscar dentro de tu universo esas otras dimensiones. Sea lo que sea lo que quieres hacer en la vida, por extraño que te parezca, seguro que hay alguien que lo está haciendo ya y que, además, lo está contando en su web. Fórmate, investiga, aprende cómo se hace y ponte a ello. Y si aún no lo está haciendo nadie, mucho mejor para ti: ¡vas a crear algo nuevo!
  4. Que sigas siendo un/a inadaptado/a y no hagas ninguna de las tres cosas anteriores. En cuyo caso seguirás viviendo en conflicto, tu malestar se irá haciendo más intenso y cogerás la mala costumbre de fustigarte por no haber hecho lo que querías, aunque paradójicamente seguirás sin hacerlo porque te dirás a ti mism@, con muy mal criterio, que ya es demasiado tarde para eso.

He decidido que la mía es la 3, así que estoy rascándome la roña de la 4 y echando a la hoguera las tentaciones comodonas de la 1 para calentarme. Si tú también has elegido la tercera y, en tal caso, tienes toda mi admiración, tengo que preguntarte: ¿Qué estás haciendo por vivir la vida que quieres?

Si has elegido la 1, la 2 o la 4 la pregunta es: ¿En serio? (Con la ceja levantada).

Te cuento lo que voy a hacer yo.

En primer lugar abandono El Pasajero, donde descubrí los placeres de ser blogger: tantas cosas… ¡tantas! Que empecé a escribirlas aquí pero la lista era tan larga que habríais caído como moscas y me habría quedado sola.

¿Quieres cambiarte conmigo?Me traslado para continuar lo que he empezado. Como el doctor Frankenstein, con su criatura inerte sobre la mesa, hago los últimos ajustes mientras afuera la tormenta se desata y espero el rayo que le haga cobrar vida… Muahahaha…

Mi pequeño Frankenstein es un blog. Uno de esos a los que te suscribes y además lo pones en favoritos porque se te pelan los dedos de tanto como tecleas la dirección en Google (¡y eso que hay autocompletar!). Un blog que aporta valor, ideas que resultan útiles y de interés para tu vida, que clarifica el complejo mundo de la comunicación y las relaciones, que traslada el conocimiento que sólo se adquiere viajando… Un espacio que crezca con tu personalidad y tus aportaciones.

Comprometerme con él, contigo y conmigo misma al al 100% es mi máxima prioridad. Esto ya no es un pasatiempo ni algo que pueda seguir retrasando: es el cambio que quiero en mi vida y empieza por volcarme totalmente en escribir y comunicar.

Pero como va a requerir mucho esfuerzo y todo se hace mucho más llevadero en buena compañía, te invito a acompañarme durante todo el proceso. Es más, te invito a que emprendas conmigo tu propio proceso de cambio. Podemos apoyarnos, ponernos quejicas, darnos ánimos y, sobre todo, compartir todo lo que vayamos aprendiendo. Así que hinco la rodilla en el suelo, saco la cajita del bolsillo y te pregunto, ¿quieres cambiarte conmigo? Aunque la caja no está abierta y vas a tener que fiarte de que lo que hay dentro es un diamante. En bruto. Como Aladdín.

¿Quieres cambiarte conmigo?

En fin, ¿qué implica esta proposición formal para leernos y respetarnos hasta que el wifi nos separe?

Pues verás, ahora mismo estoy trabajando en el lanzamiento del blog. Ya sabes: ponerlo bonito, meter contenido, pelearme con mi analfabetismo informático… Todas esas cosas. El otro día hablaba con Pablo sobre cómo asegurarme de no ponerme en plan vaga hija de la procrastinación y me dio una idea estupenda: ¡exponerme a la vergüenza y el escarnio público!

Esta es la idea:

Yo me comprometo a contarte cada día en mi página de Facebook qué he hecho para hacer avanzar el blog, cambiar mi vida y acortar distancias con mis escurridizos sueños de viajes y publicaciones.

Lo ideal sería que, en ese mismo hilo, tú que eres igual de yaloharémañana que yo, vayas contando lo mismo con respecto a tu propio proyecto (si lo tienes). Que aproveches el tirón y te decidas a empezar lo que tanto tiempo llevas retrasando. Te aseguro que no va a haber un momento mejor que este (nunca lo hay).

¿Quieres cambiarte conmigo?Si un solo día fallo a mi compromiso y no hago nada, seréis vosotr@s quienes decidáis qué tengo que hacer en compensación, eligiendo entre varias opciones. Básicamente, cosas que me maten de la vergüenza sin atentar contra mi dignidad humana. No sé, cantar comiendo polvorones, ponerme una batamanta, pintarme entrecejo… Cuento con vuestra retorcida maldad para ayudarme a crear las “penalizaciones”.

En justicia, si tú no has hecho nada ese día, deberías hacer el mismo ridículo que yo, pero eso ya va en tu nivel de solidaridad. Si tú no has cumplido en tu día pero yo sí, eso te salva, ¡pero no por mucho tiempo!

¿Qué te parece? No es imprescindible que expongas lo que estás haciendo para lograr tu proyecto, entre otras cosas porque tal vez ya lo tienes funcionando, pero tu opinión y tu punto de vista me importan muchísimo para crear este blog. De verdad de la buena, no como cuando te lo dice una gran empresa para la que eres el formulario nº 1.169.543. Para mí lo que tú piensas es valor puro, es como el café por la mañana, ¡lo necesito!

Vente a mi página de Facebook, a través de la cual iré monitorizando todo el experimento y, muy pronto, en el Frankenblog (que aún no es público porque está hecho unos zorros, pero muy pronto lo será).

No esperes más. Este es el último pasaje.

Si quieres algo, ve a por ello. Ya.

Y si no quieres ir sol@, ven conmigo.

Anuncios

27 comentarios

Archivado bajo Autodeterminación, Ideas, Internet, Reflexiones, Relaciones, Viajes

27 Respuestas a “¿QUÉ ESTÁS HACIENDO POR VIVIR LA VIDA QUE QUIERES? El último pasaje.

  1. Anina, genial. Ya sabes que hace tiempo que me “casé! con mi proyecto personal y mi blog, pero podemos tener una relacion paralela, asi que te doy el Sí XD

    No se que decir, puesto que lo has dicho todo, salvo que la idea del facebook para tu propio blog es algo genial. Yo llevaba tiempo pensando como darle mas visibilidad al blog y como obligarme a trabajar mas en el, y lo de los retos es genial. Pero no te copiaré (salvo que me quede muy desesperado jaja) y voy a intentar inventarme algo también. Pero la pagina del Facebook para el blog puede ser una gran idea.

    Y por cierto, menos mal que vas a abrir otro blog y por eso cierras este, porque al principio me ha dado bajona que lo cerrases. Me has dado inspiracion para varios post (como el de el Camino de Santiago) y espero que sigas con ello.

    Me gusta

    • Jajajajaja, Victoooooor, ¡¡¡qué majoooooo!!! Muchísimas gracias 😀

      Qué bien que te vengas conmigo y qué emoción que me dés el sí quiero. Además has sido tan rápido como para liberarme de la angustia de que nadie aceptase la proposición y me quedase ahí, planchada, con la rodilla en el suelo y el brazo extendido.

      Si quieres trabajar más en el blog me hará muy feliz si quieres compartir tus avances, tus estrategias y tu motivación, que es uno de los pilares principales en los que se sustenta la idea de la fanpage en FB.

      Cuando hablo de los placeres del blogging este es sin duda el primero y el mejor. La gente como tú.

      ¡Un abrazo enooooorme y prepárate que empezamos!

      Me gusta

  2. Hasta el fin del mundo, más allá de los dragones y abismos!

    Me gusta

  3. pablodipblo

    Hay una reflexión interesante y previa a qué hacer por lo que quieres: ¿por qué quieres lo que quieres? Para mí hacer conscientes los sesgos que tenemos es algo muy importante en el camino hacia una vida libre. El simple hecho de conseguir sin haber hecho este ejercicio te puede llevar hacia donde ni siquiera tú has elegido, aunque sientas que lo quieres.

    PD: Los links que has puesto hacia Facebook están rotos.

    Me gusta

    • ¡Hola Pablo!

      Es una gran reflexión esa que haces y por supuesto es algo que hay que tener muy claro. Eso que quieres, ¿realmente lo quieres tú? ¿O es lo que te han dicho que debías querer? ¿Son tus sueños o sólo los de otr@s? ¿Los que van de serie con la educación que recibiste?

      En mi caso el proceso de criba ideológica y existencial comenzó hace mucho tiempo. Por eso una de las motivaciones del blog es ayudar a quienes no han empezado todavía a hacer la suya. Poner en el punto de mira muchas convenciones sociales que, en la mayor parte de los casos y como bien señalas, son profundamente alienantes. Este post además es una conclusión lógica del anterior en el que, precisamente, explico por qué quiero lo que quiero.

      Un placer retomar converaciones filosóficas contigo después de la fiesta.

      Ah, y un millón de gracias por avisarme de lo de los links. ¡Menos mal que estás en todo! 😀

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    • Muchísimas gracias por aportar tanto valor al post en forma de fuentes y recursos, ¡es un lujazo! Me pasaré detenidamente por cada uno de ellos porque he ido mirándolos por encima y tienen muy buena pinta.

      Lo único que echo de menos entre tu selección es algo de Filosofía. Comprender la génesis de las ideas y su evolución a lo largo de las distintas circunstancias históricas es la herramienta perfecta para desmontarlas. Así ocurre con temas como los sistemas de gobierno (Filosofía Política) o de los paradigmas científicos (Filosofía de la ciencia). Al menos en mi caso ha sido así. Es como tener unas gafas con supervisión que penetran en el tejido ideológico, cultural e histórico.

      Si la empleas bien, ni una sola idea de las que conforman tu estructura debería quedar pendiente de revisión y sin someter a crítica. Por eso yo la percibo como algo tan necesario mientras que el 95% de la gente me sigue preguntando que para qué me sirvió estudiar eso, si no da ni trabajo ni nada… ¡Y encima no se ajusta al método científico! Jajajaja

      En fin: esto no se lo digas a nadie, pero la Filosofía (encubierta para no asustar) es un pilar básico en el nuevo blog.

      ¡Mil gracias otra vez y si se te ocurren más lecturas interesantes no dejes de añadirlas! Qué pena que el día de la fiesta lo hablase yo todo, con la de cosas que tienes que decir 😀

      Me gusta

  4. “No estoy bien adaptada al modo de vida que me rodea y no sé si podría estarlo. Y lo que más me asusta es llegar a adaptarme, por todo lo que implica”. Que buena frase, es como si leyeras lo que pasa por mi cabeza. Mi pequeño bebe es este: http://11razones.wix.com/11razones estoy empezando este nuevo camino, y lo hago porque me gusta sacar inspiración de aquellas mujeres que dejaron huella en la historia. Además de otro proyecto que empecé esta semana pero no es online así que luego te hablaré de el, por ahora lo único que tengo claro es que es el primer paso para cambiar mi vida y construir el futuro en el que creo, porque como dices “Yo he decidido que voy a cambiar mi vida. Pero no porque sea infeliz: me considero una persona considerablemente feliz y afortunada. Pero aceptar esta felicidad light y despreocupada sería renunciar a otra que me he encontrado algunas veces por los caminos”, yo también decidí cambiar mi vida =)

    Me gusta

    • ¡Hola Diana!

      Me ha encantado tu proyecto: inspirador, profundo y con mucho sentido. También te seguiré los pasos para aprender de las mejores 🙂 Y ya sabes, estaré encantada si quieres ir compartiendo tus avances y qué pasos vas dando para echar a rodar tus proyectos.

      Te doy mi más cálida y sincera enhorabuena por haber empezado a caminar en la dirección de ese futuro que quieres para ti y que estás dispuesta a construir a base de trabajo y esfuerzo. Me alegra muchísimo tenerte por aquí y espero contar contigo en la fanpage de FB para compartir puntos de vista, aprendizajes y experiencias.

      ¡Mucha fuerza y vamos a por ello!

      Me gusta

  5. En mi caso la reflexión previa, inicial, imprescindible, el puto origen o big bang tocapelotas modo superior, es la de descubrir y definir que carajo es lo que quiero.
    Llevo casi dos años escribiendo en mi blog en plan Cristóbal Colón, dando tumbos en pos de la tierra prometida pero, a diferencia del personaje, yo todavía no he tocado tierra.
    Tengo claro que también debo seguir raspándome la opción 4 y arriesgando, probando más y más cosas, y en ello estoy, aunque el no saber hacia dónde voy me tiene totalmente desorientado y hasta perdido.
    Lo cierto es que lo seguiré intentando y que, sepa o no hacia dónde voy, puedes contar conmigo.

    Me gusta

    • ¡Hola Juaaaaaaaan!

      Has puesto un buen ejemplo: ten en cuenta que el intrépido de Cris iba hacia un sitio determinado pero, al atreverse a elegir una ruta diferente, se encontró con algo muchísimo más grande y que ni siquiera existía antes en su imaginación. Un fuckin’ continente entero.

      Me imagino que el viaje fue mucho más largo de lo que él calculaba y llegaría hecho un guiñapo.

      Creo que la metáfora se va creando sola según escribo: quizá baste que pongas destino a algún sitio, pero eligiendo un camino diferente para llegar hasta él. Y quizá en el transcurso de ese viaje, rumbo a Ítaca o algún lugar molón, encuentres un continente entero en el que perderte y descubrir cosas con las que no has llegado ni a soñar. ¿Por qué no? ¡Vamos a apuntar alto!

      Eso sí, procura no hacer lo que los españoles hicieron con América. Si encuentras un paraíso, presérvalo 😀 ¡Y comparte!

      Me gusta

  6. Jose Luis

    Tu pequeño Frankestein será un monstruo maravilloso.

    La opción 3, está muy bien, además te diré que si estás despierto llega ese momento en que ves las cosas a tu alrededor a cámara lenta como Neo cuando lucha con el agente Smith, lo dominas todo, tú marcas los tiempos. Es una buena sensación. Yo aunque tengo contrato largo no dejo de buscar.

    Saludos.

    Me gusta

    • ¡Hola Jose Luis! 🙂

      Muchísimas infinitas gracias por tu confianza y tus ánimos. Yo también tengo grandes esperanzas puestas en Frankie.

      Me encanta el concepto cámara lenta así que procuraré mantenerme bien despierta para ser capaz también de dominar el tiempo de esa forma.

      Al final todo es cuestión de eso: de ser consciente de tu circunstancia para construir dentro de ella la mejor versión posible de ti mismo. ¡Y en eso estamos!

      Un abrazo grande.

      Me gusta

  7. Eoo

    Hasta luego compañero… I’ll miss you!!!
    Y me caso, claro que me caso. Aunque ya temo a las penalizaciones :[

    Me gusta

    • Jajajajaja, Eoo!

      Madre mía, con ese nombre cualquiera te identifica… Pero en el fondo da igual, lo importante es que te nos casamos y vamos a ser taaaaan felices…

      Como límite para las penalizaciones he puesto que no atenten contra la dignidad humana pero bueno… Creo que bastante vergüenza van a dar… 😀 Intentaremos ir de menos a más.

      Un millón de gracias por sumarte. ¡Así se puede ir al fin del mundo!

      Me gusta

  8. Silvia

    ¡Menudo aren vas a montar con tanto si quiero!
    Je!
    Yo también te doy el si! Quiero! Pero como lectora fiel y participante en comentarios
    ;))
    Estoy segura que tu proyecto será todo un éxito!!!
    Un abrazo
    Silvia

    Me gusta

    • ¡Hola Silvi, solazo!

      Si tú no vinieras sería tan raro… Me he acostumbrado a tus palabras cálidas, sabias, humildes y siempre llenas de cariño y optimismo. Gracias a gente así de especial comprendí que un blog no es sólo escribir.

      Las personas como tú nunca os cansáis de dar. Y eso hace que las personas como yo se deshagan en gratitud.

      ¡No podías faltar! Pronto te enseñaré tu nueva habitación en nuestro nuevo hogar, jajaja. ¡Espero que te encante!

      Un abrazo enoooorme.

      Me gusta

      • Silvia

        Gracias por tus palabras y por ese rincón especial en tu blog.
        Sin duda tu blog es y será el nuevo, uno de los mayores valores con los que puede contar la blogosfera.
        ;))
        Un abrazo

        Me gusta

  9. patricia Lopez

    Mi vida es totalmente convencional y me siento adaptada a mi medio…Mis metas y mi felicidad entran dentro de la convencionalidad hermana…Supongo q con ello no soy mejor ni peor. Compartimos pocas ideas tu y yo…Pero tu hermana se cambia contigo.
    Se cambia porque te quiere, porque respeta tu manera de ver la vida y aunque no sea la suya te apoyara siempre en todo…Sea lo q sea. Tu sangre es la mia pase lo que pase.

    Me gusta

    • Ooooooy, ¡qué bonitooooo! 🙂

      Nos parecemos como un huevo a una castaña, eso es verdad. Pero claro que el huevo no es mejor que la castaña ni viceversa. Son distintos,sin más.

      La cuestión es ser feliz, estar donde una quiere, no arrepentirse de nada. El error viene cuando uno no se siente bien pero, en lugar de seguir su propio camino, se fuerza a seguir en el que ya le han puesto porque como ya lleva mucha andado, piensa que tiene que seguir o habrá perdido el tiempo.

      Escribo sobre la inadaptación porque es lo mío. Pero ya sabes que en todo lo que digo va implícito el respeto hacia todo lo demás (bueno, casi todo).

      ¡Pero si que encajas en la propuesta! El otro día me decías que te rondaba mucho la cabeza lo del vegetarianismo pero que no tenías fuerza de voluntad. ¡Ese puede ser tu proyecto de cambio! Puedes contarnos qué tal te va con eso, o con cualquier otra cosa…

      Yo también te quiero, tontaaaaaaa ❤

      Me gusta

  10. Luisa

    Que susto me he llevado al comienzo de la lectura. Pensar que me quedaría sin esos relatos que abren mi mente a otras “vistas” a otros “paisajes”.
    Mi niña linda. Soy yo la que agradezco la propuesta, me arrodillo, tomo tu mano. Y te ofrezco la mía, el brazo y todo el torso. Estaré donde tu vayas. ¡¡Si quiero!! Y se que tras tus pasos voy segura. Necesito esa búsqueda, necesito seguirte. Hagamos pues juntas ese camino al “Altar” de tus sabias palabras.
    Enhorabuena por abrir siempre el camino entre la maleza, valiente criatura.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola Lui!

      A ti pensaba llevarte conmigo de todas todas. Porque siempre tienes palabras de aliento, siempre estás dispuesta a ayudar en todo lo que puedas y posees un grado de sensibilidad y empatía al alcance de muy pocos mortales. Eres una fuente de luz y yo necesito ver bien el camino.

      ¡Contigo al fin del mundo!

      Un abrazo gigante.

      Me gusta

  11. Yo te seguiré a donde vayas, pero ya sabes que soy MALA y en este momento solo puedo pensar en las innumerables putadillas, nada convencionales, que ahora mismo inundan mi cerebro. No te deseo suerte porque se que la llevas dentro.
    Un besote guapa

    Me gusta

    • Jajajaja, muchísimas gracias, aunque dicen las MALAS lenguas que eres mala, sí, pero NOTANMALA. Además, no me cabe duda de que tú exquisita imaginación producirá pudillas malvadamente geniales. Voy a acabar como el gato aquel al que mató la curiosidad, pero qué bien me lo voy a pasar.

      Un beso gigantesco y una tonelada de cariño y agradecimiento.

      Le gusta a 1 persona

  12. Ana

    Me agrada muchísimo la idea, sobre todo porque no se nada de blogs, pero ¡claro que te seguiré! ¡Adelante! ¡Siiiiii !

    Me gusta

    • ¡Hola Ana!

      Creo que fuiste una de las primeras primerísimas personas que decidió suscribirse a El Pasajero. De hecho, creo que la segunda: hace un año y siete meses ni más ni menos. Por eso no podría hacerme más ilusión que decidas venirte conmigo. Estas son las cosas que me emocionan… 🙂

      ¡Un millón de gracias y de abrazos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s