8 RAZONES POR LAS QUE DEBES HACER EL CAMINO DE SANTIAGO.

FinisterraEstás cansad@ de oír hablar del Camino, pero la verdad es que no tienes más que prejuicios poco fundados, ideas vagas, testimonios maravillados de gente conocida que lo ha hecho, opiniones despectivas de quienes nunca lo harían porque lo conciben únicamente en un sentido religioso… Un cacao mental que te tiene indecis@ y aún no sabes si merece la pena dedicarle a esto esos preciados días de vacaciones o no. Porque las vacaciones son para disfrutar, no para sufrir arrastrando la lengua a lo largo y ancho de España, ¿no? Pues si me concedes unos minutos, te daré ocho buenas razones para calzarte las botas y echar a andar sin mirar atrás. Y además, morir de gusto aunque termines caminando como Fraga.

1. ES IDEAL COMO PRIMERA EXPERIENCIA.

Si aun no te has iniciado en este tipo de viajes menos “vacaciones relax” y más “espíritu aventurero”, el Camino de Santiago ofrece unas condiciones, una afluencia de peregrinos y una infraestructura única que te permitirá, sin lugar a dudas, realizarlo con éxito. Hay estupendas y completísimas guías y una cantidad ingente de información, disponibles en todo tipo de formatos, que te pondrán en conocimiento de lo importante por muy novat@ que seas.

No importa si te pierdes, siempre habrá alguien que te oriente; no importa si te haces daño, siempre habrá alguien que te ayude; no importa si no sabes, estás en el lugar ideal para aprender.

2. SEAN CUALES SEAN TUS MOTIVOS, ACERTARÁS.

Muxía / FisterraEn general hay cuatro grupos motivacionales, cada uno con la más variopinta y nutrida representación. Están quienes lo hacen con un sentido religioso y, de alguna forma, se sienten más cerca de la entidad divina.

Están quienes lo hacen por motivos que tienen que ver con algún tipo de búsqueda espiritual, pero desligada de la fe religiosa: gente que se busca a sí misma o que necesita desconectar, gente que siente la necesidad de alejarse del ruido o de tener una experiencia diferente, etc.

Están los que los que sencillamente disfrutan con las actividades al aire libre y la naturaleza o matándose a hacer kilómetros y son felices en el agotamiento.

Y por último, está ese otro colectivo más reducido, los que salieron un día a hacer el Camino, no pudieron parar y siguen saltando de uno a otro porque ya no entienden otra forma de vivir.

Si tus motivos no coinciden ni tienen que ver con ninguno de estos no te preocupes, también acertarás. No importa lo que busques porque lo que encuentres superará las expectativas.

3. REVALORIZAR LO COTIDIANO Y DISTINGUIR LO QUE REALMENTE ES NECESARIO.

Nunca llueve eternamenteNunca te parecerá tan curativa y milagrosa una ducha como cuando llevas todo el día caminando bajo un sol rencoroso y vengativo o bajo una lluvia insistente y cabezona. Nunca te parecerá tan pesada una camiseta de sobra como cuando lleves todo el peso de tu equipaje a cuestas.

Redescubrirás el incalculable valor de una buena comida cuando tu cuerpo haya agotado todas sus energías por décimo día consecutivo en una de esas etapas cuyo perfil parece el electrocardiograma de un taquicárdico. Comprenderás que el exceso, cuando tienes que cargarlo a la espalda, se paga, e irás abandonando todo lo que has entendido que no necesitas y solo es un peso muerto.

Mirarás de otra forma lo que en tu día a día es una constante y durante el camino se convierte en premio, del mismo modo que mirarás de otra forma todas esas cosas que pesan en tu mochila sin hacerte ningún servicio. Y todo lo que aprendas sobre estos dos aspectos, lo valioso y lo necesario, es una de las lecciones más importantes que te llevarás de vuelta para tu vida. No olvides no olvidarlo.

4. PUEDES HACERLO A TU MANERA.Fluye

Y es que lo hagas como lo hagas saldrá bien. Puedes hacerlo sol@ o acompañad@; de hecho, mi consejo es que lo hagas de ambas formas y obtendrás dos experiencias diametralmente distintas pero igualmente útiles y enriquecedoras. No es peligroso en absoluto hacerlo sola, aunque seas mujer y toda tu familia y amig@s se echen las manos a la cabeza. Puedes seguir el manual o improvisar tal y como vayan viniendo las cosas. Puedes adaptarte al ritmo de otros o llevar el tuyo propio para ir conociendo cada día personas nuevas. Puedes hacer etapas maratonianas o activar el modo paseo.

Puedes elegir un camino sinuoso que te lleve por la costa, adentrándote en bosques de esos que inspiran toda una mitología, puedes enfrentarte cuerpo a cuerpo con la montaña o cruzar la vasta, polvorienta e interminable Meseta Central. Puedes poner a prueba tu voluntad y tus fuerzas o caminar sin prisa, distraídamente, contemplando cada detalle del escenario donde todo puede suceder y donde puede no pasar nada, salvo tú. No te obsesiones con las guías ni con los consejos dogmáticos de los que lo saben todo y más: puedes hacerlo como tú quieras.

5. NO TIENES QUE DEJARTE UN DINERAL.

Límite FinisterreEs un motivo más prosaico y menos existencial pero, no vamos a engañarnos, es una cuestión decisiva en muchos casos. Aún podrás encontrar albergues donde, para poder pasar la noche, es suficiente que dejes un donativo a tu criterio. La mayor parte de los albergues municipales que encontrarás no exceden los 6€ (este es el precio estándar) y en su mayoría disponen de cocina, lo cual también evita el gasto que supone comer en un restaurante y te permite hacer comidas variadas y completas por lo que te cuesta la compra en el súper. Y por un poco más, a partir de 10€ la noche, tienes albergues privados donde también dispones de todos los servicios (algunos están realmente bien y tienen unas instalaciones maravillosas).

Así, cubiertas tus necesidades básicas (comer y dormir), lo que quieras gastarte en cañas para recuperarte de la dura jornada ya es cosa tuya… No olvides que el peregrino agradece y el turista exige: sé realista y coherente con lo que estás haciendo y a dónde vas, no esperes un resort spa 5 estrellas.

6. UN MODO ÚNICO DE RELACIONARTE CON PERSONAS AFINES.

HomePara esto de las relaciones humanas el Camino de Santiago es
un hábitat único
, como una especie de microclima donde las reglas imperantes no son las mismas a las que estamos acostumbrad@s. La relación con los demás se da de una forma natural, no viciada, sin sospechas: hay una sintonía general donde, a pesar de las profundas diferencias entre unos y otros, tod@s avanzamos en la misma dirección y compartimos los mismos dolores en las rodillas y la espalda. No conozco otra dimensión donde la generosidad y la empatía sean las dueñas y señoras, donde se te acepte desde el primer segundo tal cual eres y así de hecha un cuadro como vienes.

En serio… es flipante. No necesitas preguntar la hora ni anteponer pretextos para que no crean que estás loca, que escondes algún interés o que no tienes amigos; sólo tienes que acercarte con una sonrisa y reconocer a la persona que te la devuelve. Obviamente siempre sentirás mayor inclinación por unas personas que por otras, pero sabes que todo aquel que es peregrin@, como tú, es un valor seguro porque hay algo, en alguna parte, que sin haberos visto jamás os está uniendo y puedo asegurar que eso se siente (y no, no me drogo).

Sin duda, algunas de las experiencias más maravillosas que he tenido la ocasión de experimentar durante El Camino tienen nombre y apellidos y, aunque no todas hablen mi lengua, todas entienden mi idioma.

7. NUNCA HAS HECHO NADA IGUAL: CAMBIARÁ TU FORMA DE VER LA VIDA.

ImprovisaOh sí, claro… vaya exagerada, ¿no? ¡No será para tanto! Bueno, pues que sepáis, lectores y lectoras escépticos y descreídos, que el hecho de adoptar una perspectiva distinta hace que lo veamos todo de modo diferente. Esto no es metafísica, es óptica, y funciona.

Imbuirte de esta manera en un modelo de vida que tiene tan poco que ver con el que llevas normalmente, romper el hábito, vivir en movimiento, implicarte realmente con una experiencia que toca en tu interior tantos resortes, no te deja indiferente por mucho que quieras o no quieras.

Date la oportunidad de vivirlo y verás que algo cambia radicalmente en tus esquemas. Hay cosas que sólo pueden aprenderse viajando de esta manera: no te prives de incorporarlas a tu forma de entender y contemplar más ampliamente el mundo que te rodea.

8. NO VALE QUE TE LO CUENTEN: TIENES QUE VIVIRLO.

Keep calmEl Camino hace y deshace, te lleva por sendas no planeadas, y tiene
para cada uno consecuencias diferentes
. Te empequeñece y, al mismo tiempo, te hace sentir valiente: agota todas tus fuerzas y luego te las devuelve. Es, sin duda, la gran metáfora de la vida, que te destroza y te maltrata para hacerte después regalos que no pueden pagarse en modo alguno.

Ir hacia atrás o quedarse quieto demasiado tiempo es impensable: es traicionar el espíritu del caminante, es malgastar el valioso tiempo, las limitadas fuerzas. Es perder la meta. Hay que seguir adelante, siempre, con dolor o con fatiga, que la recompensa vendrá, seguro, nunca se sabe bajo qué forma.

¿Te vas a quedar sin saber qué se siente?

—————————————————————————————–

Mapas peregrinos

Si te sientes identificad@, te he convencido aunque solo sea un poco o conoces a alguien que esté dudando sobre si ponerse o no en camino, no dudes en ayudarme a difundir estas ideas. También puedes seguirme en www.aninaanyway.com y leer más posts como este.

¿Y qué hay de ti? ¿Cuáles fueron o serían tus razones para ponerte en marcha?

¡Buen Camino!

Anuncios

63 comentarios

Archivado bajo Viajes

63 Respuestas a “8 RAZONES POR LAS QUE DEBES HACER EL CAMINO DE SANTIAGO.

  1. Mira que nunca me ha llamado la atención, pero bastante gente a mi alrededor lo ha hecho ya, pero al final siempre me convences…Has sembrado una semillita en mi ❤

    Chuuu!!

    Me gusta

    • Oooohhh! Pero qué bonito lo que me acabas de decir. Estoy segura de que el camino haría cosas bellísimas contigo, que eres fuerte, luchadora, sensible, abierta y puro amor. La predisposición es la ideal: tú ya eres peregrina pero aun lo sabes, Caroçao…

      ¡Un montonazo de besos!

      Me gusta

  2. Andresi BeTo

    Yo lo he hecho dos veces, y estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices.

    Me gusta

    • ¡Hola Andresi!

      Yo también llevo dos; quizá por eso tenemos las visiones tan sincronizadas. Saber que te sientes identificado en todos los puntos es de gran ayuda para saber que he logrado expresarlo bien. La verdad es que podría haber hecho una lista de más de 100 razones, pero no la habría leído nadie, jajaja.

      Mil gracias por dedicar un rato a leerme y dejar tu opinión.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  3. Impresionante post, Anina. Tengo intención de hacer al menos un tramo del Camino de Santiago cuando finalice mi proyecto y tu artículo no puede ser más motivador.

    No dudes que contactaré contigo unos días antes de irme por si quieres compartir conmigo alguna recomendación. Me alegra leer que ha sido una experiencia tan increíble para ti.

    Un fuerte abrazo!

    Me gusta

    • ¡Hola Ali!

      Te digo lo mismo que a Caro, estoy segura de que el camino hará cosas maravillosas contigo que ya eres de entrada tan receptiva y abierta a todo este tipo de experiencias y sensaciones.

      Por supuesto que cuando te dispongas a hacerlo estaré encantada de ayudarte en todo lo que se me ocurra y en cualquier duda que tú puedas tener. Sólo espero que no se me vaya la mano y acabe poniéndome en plan Abuelo Cebolleta contando batallitas, jajaja…

      Apúntalo en tu lista de proyectos con corazoncitos y subrayados de colores porque te aseguro que será una grandísima experiencia 😀

      ¡Un abrazote!

      Le gusta a 1 persona

  4. Jaime

    Me ha gustado mucho lo que has escrito. Estoy de acuerdo con todos y cada uno de los puntos que has destacado.
    Yo hice el Camino por primera y única vez con 16 años (Roncesvalles-Santiago). Ahora, pasada ya casi una década me muero de ganas por repetir y no logro encontrar la ocasión, pero es casi una “obsesión” volver, y leyéndote, más aún.
    No sé si vosotros repetisteis experiencia dejando transcurrir mucho tiempo entre una y otra vez, pero creo que eso lo hace aún más especial.

    Un saludo y buen camino a todos los que os animéis. Nunca os arrepentiréis.

    PD: Me comprometo a leerte si pones más de 100 razones por las que hacer el Camino. Prometido

    Me gusta

    • Jajajaja… ¡Hola Jaime! Ten cuidado con lo que prometes que tengo un amigo que me llama “Tomos Woman”, por esa capacidad que tengo de expresarme en volúmenes coleccionables modo enciclopédico. Te tomola palabra

      Me gusta

    • Bueno, te estoy contestando desde el móvil y me está put***do un poco, así que te pido disculpas por dejarte la respuesta a cachos.

      Por descontado darte mil gracias, por haberme regalado parte de tu tiempo no sólo para leer sino también para contestar y hacerme saber que he elegido bien las palabras. Y muy especialmente por eso de que leerías 92 razones más si las escribiese.

      Yo lo hice en 2011 con 27 años y ahora en 2014 otra vez, para quitarme la espina de llegar a Fisterra y, además, para vivir la experiencia de hacer una parte sola.

      Te animo muy muchísimo a que saques el tiempo de debajo de las piedras si hace falta. Estás acumulando energía en modo tirachinas y estirando tanto la goma que no sé yo eh… ¡cuando te vayas igual no vuelves más!

      No dejes de contármelo cuando al fin lo consigas.

      Un gran abrazo y, de nuevo, muchas gracias por leer y aportar.

      Me gusta

  5. Dani Fernández

    ¡Hola, Anina! Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has escrito. Si embargo, creo que lo bueno, es que para cada uno puede haber otras 8.000 más. Aunque ni siquiera sepamos la nuestra cuando comenzar a andar. Y es que suele pasar que comenzamos pensando que lo hacemos por una razón y cuando lo acabamos sabemos que lo hicimos por otra. Así de iluminador es el Camino.

    De iluminador y de mágico, por mucho que, como bien dices, aquellos que lo hemos hecho, no consigamos llegar a explicarlo. Yo he hecho el Francés entero tres o cuatro veces, el Aragonés un par de veces, el Primitivo, el del Salvador, media Vía de la Plata y hasta la mitad del de la Costa pero al revés porque dos compañeros peregrinos (ahora amigos de por vida) no queríamos ni podíamos dejar de andar y de vivir el Camino cuando llegamos a Finisterre. Y aun así, creo que cuando cuento mis experiencias vividas en él, la gente sólo se acerca a entenderlo por el brillo que adquieren mis ojos y por la pasión que pongo cuando hablo de ello.

    En fin, disculpa la parrafada. Con ello sólo quería decirte que gracias por acertar a expresar con palabras lo que todos los peregrinos hemos sentido y tanto nos cuesta explicar. Lo colgaré de mi muro del Facebook con tu permiso.

    ¡Muchos besos y Buen Camino!

    Dani

    Me gusta

    • ¡Hola Dani!

      ¿Disculpar la parrafada? ¡Me ha encantado la parrafada! Y creo que además has recogido algunos aspectos que a mí se me han escapado: la luz y la magia, ese descubrir las razones profundas a través de los efectos que tiene sobre nosotros, la pasión, el brillo en los ojos… Son cosas que no he llegado a mencionar pero que forman parte inseparable de la experiencia.

      También me resulta maravilloso contar con tu testimonio porque eres un trotacaminos de los que responden una y otra vez al impulso, de los que nunca tiene suficiente y siempre quiere más y más… ¡Qué bien te entiendo! Ojalá algún día yo pueda decir que he hecho y conozco todos los caminos porque es algo que quiero vivir. De hecho tu “parrafada” se me ha quedado corta y me encantaría saber más y preguntarte mil cosas… 😀

      Gracias a ti, muchísimas gracias, en primer lugar por dedicar un rato de tu tiempo a leerme y a enriquecer y hacer más amplias mis reflexiones con las tuyas propias. Gracias por considerar que he logrado explicitar un poco todo eso que es casi inexplicable. Y gracias otra vez por compartirme en tu Facebook y ayudarme a llegar un poquito más allá.

      ¡Me encantaría encontrarte en El Camino! Ya sólo sin verte los ojos tus palabras brillan.

      ¡Un abrazo enorme!

      Me gusta

    • Maria

      Hola Dani vista tu experiencia cual es el menos agresivo si padeces dolores de rodillas y te cansas mucho al andar quiero hacerlo pero aunque tenga que andar que sea lo mas “suave”.Gracias

      Me gusta

  6. Andresi BeTo

    Anyway, si no te importa, les quiero dar un consejo, o un pensamiento que tengo (cada uno que lo mire como quiera) a los que te han escrito diciendo que quieren hacer el Camino, y es: “Haced el Camino, cuando el Camino os llame”, no por obligación o por quitarlo de la lista de cosas pendientes. Así lo disfrutareis más.

    Un saludo y gracias por dejarme escribir en tu blog.

    Me gusta

    • ¡Hola otra vez Andresi!

      Soy yo la que tiene que daros las gracias, porque sin vosotros esto que yo escribo aquí no tendría ningún sentido ni significaría nada. Estoy de acuerdo contigo en que El Camino es algo que debe hacerse cuando un@ realmente lo sienta. Sin embargo, nunca se sabe bajo qué forma puede llegar esa “llamada”. Por supuesto y como bien dices, jamás por obligación.

      Cuando lo hice por primera vez no sabía muy bien a dónde iba, nunca había sentido el deseo explícito de hacerlo, pero decidí acompañar a mi compañera de piso y gran amiga que llevaba años con la idea en la cabeza y me contagió su ilusión. Y fue sin duda una de las experiencias más clarificadoras, especiales y diferentes de mi vida. Llegué allí casi de rebote pero estaba hambrienta de vivirlo y ni siquiera lo sabía.

      Y por lo que respecta a esa lista de cosas pendientes, piensa que si está en una lista de “cosas que deseo hacer”, es porque esa especie de llamada ya se ha recibido pero aun no ha habido ocasión de materializarla, aunque entiendo perfectamente a lo que te refieres.

      Muchísimas gracias por añadir valor a la entrada a través de este pensamiento.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  7. Hola desde tierras meigas 🙂 Yo lo hice esta Semana Santa por primera (pero no última, seguro) vez. Salí de casa con la idea de hacerlo sola pero ya en la primera noche, en pleno Cebreiro, se me acercó un grupo a ofrecerme que los acompañara. Pasaron los días y acabamos llegando a Santiago un grupo de 12 personas, todas diferentes pero con un nexo común que a día de hoy todavía no sabría cómo definir. En serio, no se puede explicar con palabras, debería ser obligatorio 😉

    Me gusta

    • ¡Hola Noe!

      Cuántas veces he pensado eso mismo que tú dices. Como explico en la entrada, hay cosas que sólo se aprenden viajando de esta forma tan especial y creo que es una experiencia tan positiva que nos acerca a ser versiones más perfectas de nosotr@s mism@s. Debería ser una fase imprescindible en el desarrollo de toda persona.

      A mí me pasó un poco lo mismo que a ti y realmente llegue a estar realmente sola un par de días nada más. Es imposible no establecer vínculos casi inmediatos con personas afines que percibimos casi al primer vistazo.

      Entiendo perfectamente a qué te refieres y no podría estar más de acuerdo… 🙂

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  8. suxo

    hola,lo hice en mayo,d spdp fisterra,gracias por expresar mis pensamientos con tus palabras ordenadas,en abbril voy Lisboa Santiago,vamos un sin parar,gracias otra vez

    Me gusta

    • ¡Hola, Suxo! Bienvenido 🙂

      Muchas gracias a ti por detenerte un rato a leer y comentar. Me alegro muchísimo de que hayas visto tus pensamientos reflejados en el post. Me hace sentir muy orgullosa haber sabido recoger los sentimientos y las sensaciones de otr@s peregrin@s que, aunque no se hayan cruzado en mi camino, lo han compartido conmigo también.

      Un abrazo muy grande y disfruta muchísimo del portugués. ¡Ya me contarás que tal te ha ido!

      Me gusta

      • yolanda

        Hola yo también quiero hacer el camino de Santiago pero soy una mujer mayor con 56 años y el caminar muy de prisa para mi es imposible yo necesito más lento y poco a poco yegar a Santiago

        Me gusta

  9. Vaya, creo que tomare la idea y haré una entrada similar sobre el camino (plagiando ideas), pero con mi experiencia propia, claro 😄
    El caso es que yo lo he hecho dos veces, en bici, aunque la segunda tuve que volverme sin llegar, porque rompí. Pero me he dejado la nota pendiente para el futuro. Lo que es seguro es que como experiencia, va mas allá de las motivaciones principales. Supongo que es lo que tienen estos viajes en los que prescindes de la comodidad y los bufets libres y decides demostrarte a ti mismo (o misma) hasta donde puedes llegar, que necesitas realmente para sobrevivir, que buscas. Y lo que yo buscaba era aventura, aunque termine encontrando muchas mas cosas, casi todas relacionadas conmigo mismo. Ya sea el Camino de Santiago (que ademas, los parajes del norte son increíbles) o cualquier otra aventura del estilo que nos propongamos, consigue que llegues a conectar, no ya con otros, sino contigo mismo de una forma que no podrías imaginar antes de hacerlo. Creo que ya me has dado idea para las vacaciones del año próximo, que me da a mi que tendré mucho en lo que pensar 🙂

    Me gusta

    • Jajaja, pero no digas plagiar que suena muy mal, hombre. Si dices que te vas a “inspirar en” queda mucho más bonito… 😀

      Yo el camino lo hice andando, pero también le doy a la bici. Este verano me pasé un mes muy maravilloso dando vueltas por Grecia e Italia, viviendo con lo que nos daba la carretera: durmiendo en playas, comiendo en cualquier sitio… ¡llegamos a dormir una noche incluso en el pórtico del Panteón en Roma! Un gran cambio de perspectiva, la verdad, sobre lo que uno puede o no puede hacer.

      Y tú, ¿rompiste por burra parda o tuviste otro tipo de problema? ¿Por dónde andabas cuando tuviste que volver? Lo de los parajes del norte no tienes ni que decírmelo: ¡soy asturiana! 😛

      Respecto a cómo defines la experiencia estoy totalmente de acuerdo. Lo mejor de todo es que nunca sabes qué va a hacer contigo el camino o a dónde te va a llevar (en un sentido no geográfico, claro está), pero siempre es algo bueno. Si el año que viene lo haces no dejes de avisarme que igual nos encontramos por ahí. Y plantéate también la opción de hacerlo a pata si te gusta caminar, porque es otro ritmo, un cambio de perspectiva que también merece la pena vivir ^^

      ¡Un abrazo, Victor!

      Me gusta

  10. andreiball

    Hola , en primer lugar gracias x el reportaje. Yo fui la primera vez como bicigrino en 2010 , era un proyecto que tenia en la mesilla de noche desde que lo vi en una revista de ciclismo en 1995. Lo inicié solo y acabe con tres amigos para toda la vida. He vuelto todos los años una o dos veces , con mi hijo y con mi mejor amigo ambas veces con bici y luego en cuatro etapas con mi mujer ya como peregrinos desde SJPP a Santiago. Desde mi punto de vista el camino es la mochila y todas las sensaciones que habéis apuntado más arriba. Nuestro próximo camino sera el primitivo y el epílogo a Fisterra. Tiene algo que te llama. Perdón por la brasa y de nuevo gracias. Buen camino.

    Me gusta

    • ¡Hola Andrei!

      De brasa nada. Cada vez que alguno comentáis y compartís conmigo y con el resto de lectores/as vuestra experiencia, la mía se hace más grande y más rica y el post adquiere más y más valor. Entiendo perfectamente ese enganche, el volver todos los años, compartirlo con la gente que quieres, los amigos que haces de por vida… La verdad es que, como digo en el punto 7, no hay NADA igual y de hecho, cada uno que emprendes es diferente y te aporta algo distinto, dependiendo del momento que tú mismo atravieses y de las personas que se crucen en tu camino. Yo ya me muero de ganas de volver.

      Mil gracias por compartir tu experiencia y que disfrutéis muchísimo del primitivo y del fin del mundo. ¡Nunca dejes de moverte!

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  11. Claudia

    Que buena nota. mil gracias por tomarte el tiempo y escribirla, nunca sabes a que oídos llegaran tus palabras. Yo vivo en Colombia y si el Apóstol me da una manito en Mayo del 2015 me voy a vivir la experiencia del camino de Santiago. Creo que no hay cosa ni viaje que anhele vivir mas que El Camino. He leído miles de blogs y libros, ver “The Way” me robó lagrimas de emoción, las experiencias de quienes se toman la tarea de subir vídeos a youtube te llenan de mas y mas ganas… y bueno tu has dado tu aporte con 8 razones mas para no dudarlo y seguir adelante con este proyecto. Que aunque en su momento todos pensaran que he enloquecido, no tengo duda que la experiencia de llegar hasta la tumba del Apóstol recorriendo España caminando y con una mochila al hombro me cambiara por completo. Por cierto, yo lo haré desde St Jean Pied de Port.
    Un abrazo y mil gracias!!!

    Me gusta

    • ¡Hola Claudia!

      Qué alegría haber aportado un poquito más de peso a tu decisión de hacer el camino. La verdad es que te veo muy decidida y muy ilusionada, así que no me cabe ninguna duda de que en mayo estarás viviendo una de las experiencias más grandes e iluminadoras de tu vida. Pase lo que pase y aunque alguna cosa te haga dudar de si es o no el mejor momento, aunque algo cambie en tu vida y te haga replantearte este viaje, no renuncies a él pase lo que pase. Dicen que el Camino de Santiago es para locos y, ¿sabes qué? En parte es cierto y ahí es donde está la magia: prepárate para encontrarte con l@s loc@s más maravillos@s que has conocido nunca y para poner orden en tu propia locura… 😀

      Un abrazo muy grande y ten un poquito más de paciencia, ¡ya no te queda nada para empezar el gran viaje!

      Gracias por compartir conmigo y el resto de lectores/as tus emociones y tu experiencia y, por supuesto… ¡Buen camino!

      Me gusta

  12. aliciabarcelona1958

    Hola, precioso tu escrito . Yo me muero de ganas por hacerlo ( aunque en principio solo desde Sarria) , porque con 56 años y muy muy tocada de huesos y articulaciones me da un poco de miedo no aguantar. Pero tu post, tan hermoso me ha dado mas ganas y desear que pase el tiempo rápido, porque quiero empezarlo el 7 de Abril. Mis hijos dice que estoy loca por ir sola…pero que sabrán ellos.
    Disculpa la parrafada y muchas gracias.

    NOTA: Ya te iré contando y lo pondré en un blog que he abierto exclusivamente para eso.

    Me gusta

    • ¡Hola Alicia!

      Siempre me produce una especial emoción leer comentarios como el tuyo. De gente valiente y luchadora que no deja que digan lo que puede o no puede hacer, que no se deja limitar por las opiniones de los demás, ni siquiera por su propio estado físico. Es normal que tus hijos se preocupes pero tinenes toda la razón… ¡qué sabrán ellos! 😀 Además, en el camino NUNCA estás sola. Es imposible. Siempre habrá a tu alrededor personas como tú, dispuestas ayudarte, a compartir, a vivir contigo la experiencia, a acompañarte, a ser tu apoyo siempre que haga falta. Deja que tus huesos y el camino se entiendan y te conduzcan al ritmo más adecuado para ti.

      No tienes que pedir disculpas por compartir aquí lo que sientes y lo que piensas, todo lo contrario. Te estoy muy agradecido por hacer tu aportación y estoy segura de que a muchas personas que lleguen a este post les encantará leerte cuando comiences tu camino en abril. Yo entre ell@s.

      ¡Un gran abrazo y buen camino!

      Me gusta

  13. aliciabarcelona1958

    Ah, te dejo la dirección de mi blog, por si quieres mirarlo. Gracias.
    http://aliciayelcamino.blogspot.com.es/

    Le gusta a 1 persona

  14. FERNANDO MORENO

    tienes toda la razon en lo que dices, cada peregrino tiene su motivo y tiene su propio camino, yo llevo 3 y pensando en el cuarto, desde que hice el primero en 2012 acompañado de un amigo he reservado una semana al año para mi y mi “terapia personal de desintoxicacion laboral” como yo llamo a mi camino, los dos ultimos años en “solitario” (entrecomillado por que en el camino se esta lo solo o acompañado que uno quiera estar), aconsejo a todos que prueben esta experiencia, pero con sumo cuidado por que engancha y se convierte en una droga (a mi me ha pasado pero no quiero quitarme). Buen camino

    Me gusta

    • ¡Hola Fernando!

      Me encanta cómo has rebautizado tu experiencia con el camino y creo que, si le quitamos lo de laboral, que es lo más específico, se convierte en algo universal. Para mí también es regenerador en ese sentido, como “terapia personal de desintoxicación” y, además, te desintoxicas de todo. Y tienes mucha razón en cuál es el precio. Te desintoxicas, pero te vuelves adict@. Eso sí, si todas las adicciones fuesen tan sanas y enriquecedoras como esta, habría que fomentarlas por todos los medios. Yo tampoco quiero quitarme y, como ocurre con las drogas, ¡cada vez necesito más! 😀

      Muchísimas gracias por compartir tu experiencia y quedarte por aquí un rato leyendo y, sobre todo, comentando.

      Tengo curiosidad por saber cómo has llegado al post porque he recibido muchas visitas últimamente, principalmente desde Facebook, y me encantaría dar las gracias a la persona o personas que lo han compartido y me han permitido llegar a tanta gente. Estoy alucinada… 🙂

      ¡Gracias también por ello y que el cuarto no se haga esperar!

      Un abrazo.

      Me gusta

      • FERNANDO MORENO

        Para el cuarto aun queda, no hace ni un mes que regrese de hacer el camino ingles, pero ya esta en mente y con mono.

        El post me ha llegado a través del facebook compartido por la asociación de amigos del camino de Toledo (con sede en Escalona) y yo a la vez lo compartí en mi muro ya que tengo muchos amigos peregrinos.

        Felicidades por el post, hace una descripción fantástica del Camino

        Me gusta

      • ¡Un millón de gracias! Por compartir, por aportar, por formar parte, por satisfacer mi curiosidad y por estar conmigo en el camino.

        Un abrazo enorme y paciencia hasta que llegue. Yo también ando con el síndrome de abstinencia 😀

        Me gusta

  15. David perez

    Hola soy de valencia y yo lo hice este verano desde sarria con dos amigas y todo lo que as dicho nos paso a nosotros y el proximo verano lo hare desde roncesvalles

    Me gusta

    • Qué maravilla, David. Así que tú también eres de los que se han enganchado y necesitan más. Cada uno es diferente y te regala cosas nuevas así que, haz todo lo posible por mantener todos esos sentimientos únicos que trajiste este verano hasta que puedas llenarte el que viene con otras nuevos e igualmente intensos.

      ¡Gracias por compartir tu experiencia y un abrazo!

      Me gusta

  16. Germelina.
    Soy de Toledo, yo lo hice el año pasado en octubre, desde Sarria, con mi hija y mi yerno. Me cautivo, desde entonces sigo haciendo rutas por donde puedo, pero me gustaria volver a Santiago, partiendo desde otro punto.
    Sueño, con algun día, cuando no trabaje, poder hacerlo completo desde Toledo, si Dios permite mantenerme en buena forma, para aguantarlo.

    Me gusta

    • ¡Hola Germelina!

      Estoy segura de que si sigues teniendo ese deseo tan fuerte de volver, de hacer un nuevo Camino, serás capaz de crear la oportunidad para estar nuevamente en marcha. Por otra parte, si le has cogido el gusto a lo de hacer rutas siempre que puedes, ya estás poniendo mucho de tu parte para estar en forma y preparada cuando ese día llegue. ¡Lo importante es no dejar de moverse!

      Un abrazo y muchísimas gracias por pasarte y compartir tu experiencia.

      Me gusta

  17. SONIA ENSALDO

    MARAVILLOSO PODER REALIZAR ESE RECORRIDO Y COMO DICES EL VIVIRLO SERA EXTRAORDINARIO, YA ESTABA CONVENCIDA AHORA CON MAYOR RAZON, GRACIAS POR ESOS COMENTARIOS QUE ME HACE SOÑAR CON ESA EXPERIENCIA

    Me gusta

    • ¡Hola Sonia!

      Pues me hace muy feliz saber que mi experiencia te ha servido para reforzar tu deseo de hacer el Camino. No dejes de soñar con ello pero, sobre todo, no dejes de hacer ese sueño realidad. ¡Cuanto antes mejor!

      Muchísimas gracias a ti por pasarte por aquí y ojalá puedas vivirlo muy muy pronto.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  18. Hola. Yo tampoco te conozco, pero sé quién eres. Lo has descrito todo perfecto. Me ha encantado e incluso me ha relajado. Digamos que yo tampoco puedo vivir sin el Camino. Cómo es la vida!!!!!! Me llamo Pablo Guiroy, soy de San Sebastián y no me gustan las banderas, sólo las flechas amarillas. Ahora mismo voy a compartirlo en Facebook, a ver si alguno de mi círculo se anima a conocer el Camino gracias a tus palabras. Un abrazo muy fuertemente.

    Me gusta

    • ¡Hola Pablo!

      Me ha encantado todo lo que has escrito 😀 Breve pero intenso, ¡como la vida misma! Yo lo siento casi al revés: no sé quien eres pero te (re)conozco. Es una pasada lo que estáis haciendo con este texto, que pretendía ser una motivación para quienes no se atreven o no se lo han planteado. Lo estáis llenado de vuestras propias experiencias, de momentos, de recuerdos, de sensaciones… ¡estáis trayendo el espíritu del Camino a este rinconcito mío! Y yo lo único que puedo hacer es morir de amor cada vez que leo comentarios como el tuyo.

      Un millón de gracias por leer, por comentar y compartir. Y sobre todo, un millón de gracias por seguir conmigo en El Camino.

      ¡Un abrazote!

      Me gusta

  19. Alvaro

    Yo no lo hubiera explicado mejor..!! He hecho tres tramos y estoy deseando volver y no conozco a nadie que no le haya gustado.. Al contrario! Es una experiencia que engancha! Desde Fuenlabrada.. Buen camino!!

    Me gusta

    • ¡Hola Álvaro!

      A mí me ocurre exactamente igual: no conozco una sola persona que haya hecho El Camino y no se haya quedado prendada. Incluso conocí a un chico que lo había hecho como “penitencia” porque odiaba caminar y estaba en bajísima forma. Me contó que lo había pasado fatal pero, aún así, no pudo escapar a la magia y acabó haciéndose hospitalero, jajaja.

      Nadie puede escapar… 🙂

      ¡Muchísimas gracias por compartir tu experiencia y buen camino para ti también!

      Me gusta

  20. Héctor Filinich

    Hola peregrina, me he sentido totalmente identificado con tu párrafo: “Y por último, está ese otro colectivo más reducido, los que salieron un día a hacer el Camino, no pudieron parar y siguen saltando de uno a otro porque ya no entienden otra forma de vivir”. Ya he hecho el Primitivo y el Portugués y siento necesidad de seguir caminando, es tanto lo que recibes. Que bien describes lo que se siente es muy motivador. Muchas gracias por tu post pienso que puede ser muy bueno para tanta gente. Buen camino Peregrina.
    Tato de Mar del Plata, Argentina

    Me gusta

    • ¡Hola Peregrino!

      En primer lugar muchísimas gracias por hacerme saber que te has sentido identificado y que he logrado describir con acierto algo que es tan personal, tan especial y tan complejo. La verdad es que el poder de este post me supera, es como el propio poder del Camino. Le seguís dando vida y nombre propio cada día, ha traspasado fronteras y más de un corazón. Es mucho más grande que yo y si alguien merece gratitud sois vosotros, los que le dais existencia a través de vuestras emociones y experiencias.

      Un abrazo tan grande que llegue hasta Argentina.

      Me gusta

  21. angel

    Que razón tienes!! Sólo añadiría que cuando empiezas ya no.sabes parar y una fuerza te arrastra de un camino a otro. Eso nos pasa a mi mujer y a mi. Después de hacer el camino francés y el primitivo, ya estamos viendo cuando podremos hacer el portugués. No hay nada como compartir el camino con la persona amada. Es a la vez una prueba de superación cómo un acto de amor y ayuda para con el otro. El Camino te exige sacar lo mejor pero también superar lo peor y ceder ante la debilidad del otro cuando ésta aparece. Plasmas en tus letras la esencia misma del Camino.
    Un abrazo y gracias por fomentar esta forma de.vida!!

    Me gusta

    • ¡Hola Ángel!

      Pues no andas nada falto de razón tú tampoco, ¿eh? 😀 En mi caso, no he llegado a hacer El Camino con mi pareja, pero sí que hemos compartido otros viajes de esos de pasar un mes juntos, durmiendo sin techo bajo las estrellas, avanzando cada día hacia un destino… Pasando juntos las alegrías, las fatigas, los días mejores y los peores, queriéndonos más que nunca y malentendiéndonos, lastimándonos algunas veces para después volver a reconocernos el uno en el otro con más fuerza que nunca, ayudándonos, mejorándonos, teniéndonos… ¡Que bien entiendo lo que dices! 🙂

      Muchísimas gracias por añadir la perspectiva del Camino compartido como acto de amor, por darle más valor a mis palabras y hacerlas crecer dentro de las tuyas.

      ¡Un abrazo enorme y ojalá nos crucen los caminos!

      Me gusta

  22. Enhorabuena, muy bien explicado y acertado, el camino es MAGIA algo que muchas veces no se puede explicar con palabras, son sentimientos y sensaciones únicas y que cada peregrino tiene que descubrir. Un Saludo desde Benidorm.

    Me gusta

    • ¡Hola Juan Antonio!

      Exacto, ¡tú lo has dicho! Es único para cada persona y cada un@ debe descubrir qué le depara. Por bonitas que suenen unas palabras, independientemente de lo que las explicaciones puedan evocar o sugerir, todo quedará siempre tan lejos de la auténtica intensidad de la experiencia…

      Es como intentar fotografiar un cielo estrellado, o un amanecer lleno de colores, o un paisaje impresionante… La foto puede dar una pequeña idea, pero nunca dar cuenta de la auténtica realidad, de la sensación incomparable.

      ¡Muchísimas gracias por compartir la MAGIA y que nunca deje de pasarnos! Un abrazo.

      Me gusta

  23. Nacho

    También de acuerdo con todo lo expresado. Es una experiencia única. Yo ya estoy esperando como loco para hacer mi sexto camino y la ilusión y las ganas son las mismas que cuando hice el primero.

    Me gusta

  24. Pingback: Mi Camino de Santiago | Fracasando que es gerundio

  25. Angel

    Increible el articulo, se nota que esta hecho por una peregrina enamorada del camino, pero tengo que dar una anotación, algunas veces se hace duro que tu familia, amigos o pareja no entienda lo que se vive alli y te mire como a un loco, aunque se me haga duro esa incomprensión, no dejare de hacerlo

    Ultreia!!

    Le gusta a 1 persona

  26. ¡Hola Ángel!

    Mucho más que enamorada, muy agradecida, además, porque le debo mucho al camino por lo que respecta a cómo abrió mi mente y me enseñó otra forma de vivir. Y como muy bien sabes, para comprenderlo hay que vivirlo, todo lo demás, como decía al principio, son prejuicios.

    Sobre eso que señalas dediqué un apartado en un post que escribí recientemente sobre hacer el camino sola, en el que incluyo reflexiones sobre la resistencia que ofrecen nuestros seres queridos a que hagamos este tipo de cosas. Te enlazo un par de ellos con lo que ta vez te sientas identificado:

    http://www.aninaanyway.com/hacer-el-camino-de-santiago-sola/

    http://www.aninaanyway.com/no-me-protejas-apoyame/

    Un gran abrazo y muchas gracias por comentar.

    ¡Buen camino!

    Me gusta

  27. He hecho el Camino dos veces. La primera desde León con mi padre y la última sólo desde Villafranca del Bierzo. Ahora que mi padre no está, conservo el recuerdo de ese Camino con él, como uno de los más entrañables de mi vida.
    Buen Camino a todos siempre!!

    Me gusta

  28. El Camino engancha, tiene algo que difícilmente se puede explicar con palabras. Gracias por estas 8 razones que ayudan a poner palabras a lo que se siente.
    http://rutasantiagonorte.blogspot.com.es/2015/02/8-razones-para-hacer-el-camino.html

    Me gusta

  29. Pingback: 8 RAZONES POR LAS QUE DEBES HACER EL CAMINO DE SANTIAGO. | ..Y NO PASA NÁ

  30. Maria Cecilia Alonso

    Hola, vivo en Puerto Madryn, Patagonia Argentina. Iré en septiembre a hacer mi primer “Camino “. De Sarria a Santiago. Porque tengo picos días. Me podrás contar como será el clima en esa época y latitud? Es fin de verano, pero quisiera saber temperaturas máximas y lluvias. Gracias por tus 8 razones. Busco y deseo todo lo que contas!!

    Me gusta

  31. monica

    Hola! Gracias por este post! Me ha encantado. Tengo que decir que, a pesar de que yo hice el Camino en Bicicleta, todos los sentimientos y las emociones que cuentas son absolutamente reales. El Camino fue una experiencia que, en mi caso, marcó un antes y un después en mi vida. Ahora tengo pendiente el hacerlo a pie! Un abrazo y Buen Camino!

    Me gusta

  32. carlos

    Me encantaria hacer el camino,y todo lo que leo me da fuerzas para intentarlo, gracias Carlos

    Me gusta

  33. Jordi Bové

    Un buen amigo, me incitó a hacer el Camino. Un conocido lo ha hecho por lo menos 50 veces…… Motivo: Está ahí y es un reto. En Septiembre 2015 pensamos acabar el Francés desde León (sólo son 300 Km.) total nada, si piensas que ya te lo has comido desde Saint Jean. Pensad que el primer dia te duelen músculos que no sabias que los tenias, pero con el transcurso de los kilómetros disfrutas-sufres cada paso. El que cuesta es el primer paso, los otros 100.000 son más fáciles

    Me gusta

  34. Olga Aleyda

    Viajo desde muy lejos para hacer por primera vez el Camino de Santiago con mis hijos a finales de Mayo de 2016, tenemos muchas expectativas y a la vez ilusiones, entre ella dejar este legado en mis hijos aún muy jóvenes Un caballero de 21 años y una chica de 17 años….espero poder tener tan bellos recuerdos como muchos de ustedes en este caminar. Buen camino!!!

    Me gusta

  35. M CARMEN

    HOLA AMIGOS! YO POR PRIMERA VEZ ESTE SABADO ME VOY A HACER LOS ULTIMOS 100 KM DESDE SARRIA, VAMOS UNA AMIGA Y YO, Y LEYENDO TUS OCHO RAZONES, ESTOY ENTUSIASMADA, TENGO UNA SENSACION INEXPLICABLE, SIEMPRE HABIA QUERIDO IR, PERO NUNCA ME ATREVI, CREO QUE ES EL MOMENTO, SIEMPRE HE PENSADO QUE ES PARA JOVENES, PERO AUNQUE NO DE EDAD, YO DE ESPIRITU, JAJAJA, SI LO SOY. QUIZAS NO ES NORMAL, PERO TENGO MIEDO, NO ES REALMENTE MIEDO, PERO ES ESA SENSACION A LO DESCONOCIDO. QUIZAS SOY LA TIPICA PERSONA QUE SIEMPRE HA ESTADO HACIENDO LO CORRECTO, ME EDUCARON ASI, Y QUIZAS YA VA SIENDO HORA DE LIBERARME DE TODAS LAS ATADURAS QUE LLEVAMOS, ESE CONTROL DE TODO, DE LO QUE TE DICEN QUE ES LO CORRECTO. TENGO GANAS DE SENTIR EL VIENTO EN LA CARA, DE NO TENER UNA HORA PARA COMER, PORQUE SE HA DE COMER, DE ESCUCHAR A LOS PAJARITOS, Y RELACIONARME CON LA GENTE, AUNQUE ESO YO NO TENGO PROBLEMA, SIEMPRE HE SIDO Y SOY MUY ABIERTA. LA VERDAD ES QUE OS HE LEIDO Y ME HABEIS LLENADO DE MAS GANAS. ESPERO QUE EL CAMINO MARQUE UN ANTES Y UN DESPUES EN MI VIDA. YA OS CONTARE!!! BUEN CAMINO!!!

    Me gusta

    • Olga Aleyda

      Para hacer el camino no se necesita “ser o estar” joven, se necesita el ímpetu y las ganas de hacerlo….y eso tienes tú, q delicia acabo de llegar después de iniciar en Pamplona y ha sido realmente una experiencia sin par. Te felicito y ánimo, ojalá pudieras hacerlo desde antes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s