CUATRO PSICOPATÍAS ONLINE (patrocinadas por Facebook).

camarojoNewYa forman parte de nuestras vidas. Y si no hemos caído alguna vez víctimas de estas obsesiones en tiempo real, es muy probable que hayamos sido objeto de ellas. Todas o casi todas se basan en la hiper-exposición online a la que voluntaria y alegremente nos prestamos en este mundo de redes que nos envuelve y nos conecta. Insanas y nada recomendables, aquí lanzo unas cuantas a ver cuáles te suenan.

TRASTORNO COMPARTELOTODO:

Es muy fácil identificar este síndrome; de hecho, lo realmente difícil es que un “compartelotodo” te pase
desapercibido
. Te avisan cuando se levantan, te dicen lo que desayunan, lo que comen, lo que meriendan y lo que cenan y lo acompañan con fotos; sabes cuántos cafés y cuántas cañas se toman a lo largo del día; dónde están y con quién en todo momento; cuándo entran a trabajar y cuándo salen; dónde se van de vacaciones y cuántas copas se toman los fines de semana… Fuera de las redes los reconocerás porque no despegan la vista del móvil salvo para controlar si hay enchufes en la zona (no vaya a ser que se queden sin batería). Si quedas con ell@s insistirán en que os saquéis montones de fotos juntos o te pedirán que seas tú quien les haga de fotógraf@ junto a todas las cosas fascinantes que os encontréis: un contenedor de basura, una piedra, un bar…

En general su muro viene a ser una especie de “querido diario”, pero con la salvedad de que al diario no le bombardearían con fotos de su comida (¡estúpido y afortunado diario!). Asegúrate de que no eres un/a compartelotodo y, si lo eres, no te preocupes, tiene cura… No hace falta que lo dejes de golpe: puedes empezar a compartir sólo una comida al día en vez de cuatro; puedes poner una sola fotografía para que veamos lo bien que te lo has pasado el fin de semana, en vez de ir subiendo una cada media hora mientras estás de fiesta… Piensa que hay mucha gente que te tiene bloquead@ para que no salgas en su timeline y que, en consecuencia, la mayor parte de tu esfuerzo documental no sirve para nada.

SÍNDROME DEL DESTRIPADOR:

Este es especialmente incómodo para tus contactos, aunque tú te quedes ahí bien destripadora gusto. Hay personas que tienen una poco saludable tendencia a destriparse pública y explícitamente, así como a destripar a otr@s. Me estoy refiriendo a esa gente que usa el Facebook (vaya usted a saber por qué) para poner inquietantes, insultantes y amenazantes estados hacia otras personas. Cosas del tipo “eres una zorra h*** de p*** y vas a pagar todo lo que me has hecho, y que todo el mundo sepa que eres una mie*** y una gua*** y una (largo etcétera de insultos) y ojalá te mueras”. Pues oiga, aun asumiendo que cada uno gestiona su dolor y su frustración como buena(o mala)mente puede… yo esto no lo acabo de ver ni positivo, ni terapéurico ni mucho menos propio de un buen uso de las redes. No sé, llamadme antigua, pero si hay que insultar que sea en privado y en persona. Será que no evoluciono con los tiempos…

TROLLEOFRENIA vs. PANFILOFRENIA:

Estos dos seres antagónicos y complementarios nunca faltan en cualquier hilo multitudinario que se precie. El trolleofrénico es ese nubarrón oscuro que va dejando por doquier comentarios malrolleros e iracundos, que le saca el lado negativo a todo e inicia allá por donde pasa tensas discusiones en tus estados (esos que has elaborado con tanto mimo e ilusión), la mayor parte de las cuales, además, no vienen al caso.

YtrollfacesNew en el otro extremo del ring, pesando lo mismo que la pluma del ala de un bebé de unicornio, la antítesis del troll: el panfilofrénico, para quien todo es bonito, y maravilloso, y lleno de amor, y con olor a flores y a nubes y a nenuco. No pueden resistirse a las frases zen, ni a las fotos de cachorritos (ya sean de animales o humanos) y ponen en sus comentarios montones de caritas sonrientes y corazones y guiños y muchos signos de exclamación. No son peligrosos y aunque les odies un poco por ser siempre tan felices y positivos, siempre vienen bien para espantarte los trolls o, en el peor de los casos, para desviar su atención hacia ellos mismos.

COMPLEJO DE ESPÍA:

Desde que Facebook vino a instalarse en nuestras vidas y desde que instalamos nuestras vidas en él, el espionaje online se ha vuelto una práctica frecuente y alienante que consume mucho tiempo y energía. El buen espía es una persona comprometida, que dedica abundantes recursos y estrategias diversas para no perderse nada.

TqpmEsa tipeja que comenta con excesiva efusividad las fotos de tu novio, ese ex que se niega a diluirse y fríe a “likes” los estados de ella, esa persona de la que no tienes datos previos y que de repente adquiere una sospechosa presencia en su muro… Tod@s ell@s se convierten en un foco de atención que hay que vigilar de cerca, adquieren una dimensión persecutoria y la revisión meticulosa de su actividad online pasa a ser una prioridad que no admite días libres ni te permite relajarte. Hay que saber qué buscan, qué oscuras intenciones albergan, qué hacen, cómo, por qué, con quién… Cuando se trata de una ruptura el esfuerzo investigador se redobla: tiene que haber un/a culpable y, habiéndolo (porque tú sabes que lo hay, maldita sea), tiene que estar ahí y tú vas a encontrarle aunque tengas que revisar uno por uno los 847 contactos de tu ex y toda su información visible en busca de pistas.

Llegados a este punto, quizá debieras plantearte que muy probablemente la causa de que esa relación no funcionase es que hagas cosas como esa… Y no hace falta que te diga que lo de esperar que se duerma, o vaya al baño, o salga un momento para coger su móvil o entrar rápidamente en FB desde su portátil ya es meter un brazo voluntariamente en la camisa de fuerza… No porque sea una violación de su intimidad, que también, sino porque es una violación de tu dignidad.

Puede que tú tengas otra opinión al respecto pero… ¿a que no vas contándole a todo el mundo que te metes en su FB cuando él/ella no te ve? ¿A que no lo recomiendas como una práctica estupenda que hace tu vida más plena y feliz? Pues bien, mi consejo es que, cuando te sorprendas haciendo esto o con un deseo creciente de hacerlo… ¡huye! Aléjate del móvil y del ordenador, sal a la calle a dar un paseo, ve a ver a algún/a amigo@ y cuéntale que se te está yendo la olla y que tú no quieres ser una de esas personas.

…………………………………………………………………………………………………….

 

Así que, en un esfuerzo por ser dueñ@ de tu propia vida y no caer en espirales paranoides, obsesivo-compulsivas o, simplemente, mostrar lo peor de ti al mundo entero, te recomiendo enérgicamente que NO LO HAGAS. Hay muchas más pero no os preocupéis, que esto sólo es el principio.

Y tú… sinceramente, ¿qué patología has desarrollado? ¿Cuál de ellas te pone más hostéric@? ¿Cuáles añadirías a esta breve lista?

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Internet, Reflexiones

11 Respuestas a “CUATRO PSICOPATÍAS ONLINE (patrocinadas por Facebook).

  1. elPakoP

    Todos los trastornos que enumeras se podrían enclavar dentro de sociopatías previas a la llegada de internet. La llegada al medio digital solamente las ha amplificado. Hay un par de conceptos que la gente no entiende de este nuevo ámbito que son la universalidad y la permanencia. Cuando cuelgas algo en las redes sociales no lo estás enseñando solo a sus colegas, es como si te fueras a la plaza del pueblo y lo vocearas a los cuatro vientos. Solo que tu voz llega mucho más lejos. El segundo concepto se podría resumir en que internet es como los elefantes: nunca olvida. Nuestra huella es indeleble y si intentamos borrarla puede provocar el efecto contrario.
    Me he dado cuenta que si todos siguiéramos tus consejos desaparecerían tres cuartas partes de los posts de facebook. Lo cual me lleva a otra reflexión. Tengo 63 amigos en facebook de los cuales hay 5 que no conozco en persona. Me encuentro en un extremo de la campana de Gauss que representa la “normalidad”. ¿Tendré una sociopatía no diagnosticada?

    Me gustó el post. Tu agudeza me sacó varias medias sonrisas (que valoro bastante más que las carcajadas).

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola PakoP!

      Me ha encantado tu comentario y me parece maravillosa y muy relevante para comprender el fenómeno esa observación que haces: “Todos los trastornos que enumeras se podrían enclavar dentro de sociopatías previas a la llegada de internet. La llegada al medio digital solamente las ha amplificado”. Le da mucha perspectiva al asunto y además entras en un ámbito que yo había pasado por alto: todo esto ya existía, pero internet lo visibiliza a un nivel muchísimo mayor.

      Por otra parte (y esto me ha dibujado una gran sonrisa) no creo que tengas una sociopatía no diagnosticada. Más bien tiendo a pensar que te manejas en el Facebook siguiendo criterios muy similares a los que utilizas en tu vida offline y eso es coherencia. 😀

      Muchas gracias por aportar y hacerlo en el sentido más pleno de la palabra. Lo mejor de los comentarios es que me ayuden a repensar mejor las ideas que vuelco en cada post.

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. Interesante post! Había alguna página muy divertida que decía lo fácil que era averiguar posibles victimas a ser robadas por publicar en Facebook que estaban de vacaciones (creo que era algo así como pleasestealme).

    Yo que mantengo mi perfil recogidito, con pocas fotos y comparto lo justo, me parece curioso el exhibicionismo que impera hoy en día. Será que soy muy castellano y celoso de mi intimidad pero no siento la necesidad de airear si hoy me siento feliz, triste o cabreado. El problema que veo yo es que el concepto de amistad se ha diluido. Amigo puede ser el que tienes en tu lista de contactos de Facebook, aunque como diga Paco, no le conozcas. Aunque yo tengo que reconocer que mi perfil se ha desbocado desde que estoy en la comunidad de VAM y hay mucha gente que tengo agregada que no conozco todavía en persona. Pero todo se andará! No hay nada como poner cara, sonrisa y risas a una foto.

    Me gusta

    • ¡Hola Miguel!

      Bueno, aunque ya estuviésemos comentando ayer la jugada, no puedo dejar tu comentario sin respuesta. Hasta cierto punto entiendo que es bonito compartir las alegrías y los éxitos, que puede haber quien necesite un cierto grado de apoyo o atención “externa” cuando se siente más triste o abatido. pero todo tiene un límite. No pasa nada por buscar la empatía, el problema viene cuando todo se vuelve surrealista y exagerado, cuando te vuelves imprudente y empiezas a ser exagerado.

      Al fin y al cabo, a través de nuestras publicaciones nos estamos definiendo,nos estamos exponiendo a una valoración y a un juicio, estamos construyendo una imagen de nosotros mismos. Lo que hay que hacer es preguntarse, ¿esa imagen me representa? ¿Es eso lo que quiero transmitir? ¿Qué pensaría yo si me encontrase esta misma publicación sin que fuera mía?

      Como le comentaba a Alita de Pollo, si para hablar hay que pensar dos veces, para hacer una publicación en FB deberíamos pensarlo otras dos veces más.

      ¡Un abrazo y muchas gracias por la visita! ^^

      Me gusta

  3. Alita de pollo

    Hace no mucho vi uno de los extremos más hardcores que he visto sobre compartelotodos, un tio que puso un mensaje en su muro pregonando a los cuatro vientos que su novia le habia dejado ¿¿En serio es eso necesario?? ¿¿Recrearte en tu dolor y que absolutamente todos tus contactos presencien lo jodido que estás en ese instante??
    De un perfil parecido también tenemos a las parejas moñas que cada x dias comparten en sus respectivos muros mensajes de amor, videos de canciones de Disney y otras formas de demostrarse que se quieren mucho, cosa que NO NOS IMPORTA al resto…(Por supuesto este que publicó en su muro cuando le dejaron era de estos)
    Como bien han dicho en el primer comentario, ahora con Facebook se ven con más facilidad todos esos trastornos psicológicos (carencias afectivas, narcisismo exagerado, sociopatías…) que antes pasaban más desapercibidos
    Hay quienes parece que sólo son felices si pueden presumir de ello ¿que acaso no se puede disfrutar de la vida teniendo tu espacio de intimidad?

    Me gusta

    • ¡Hola Alita de Pollo! ^^

      El caso que refieres es un ejemplo de insana fusión entre compartelotodo y destripador. La verdad es que yo he visto cosas muy impactantes dentro de ese género. Desde gente que, no sólo dice lo mal que está porque le haya dejado su pareja, sino que además de eso la insulta y le desea todo el mal del mundo públicamente; ¡incluso gente que llama a su madre de todo menos guapa! Muy fuerte… Rencillas familiares varias del tipo “ya no eres mi prima, para mí estás muerta”. La verdad es que este punto concreto de las “patologías online” es desolador.

      Lo que yo me pregunto es, ¿qué se le pasa por la cabeza a esa gente? ¿Realmente se sienten bien y desahogados después de semejante muestra de exhibicionismo sucio y exagerado? ¿Piensan en toda la gente que lo verá y se imaginan que impacto tendrá en quien lo lea?

      No tener un filtro a la hora de hablar ya es preocupante, pero no tenerlo para publicar información personal en internet ya es directamente maligno y hasta peligroso.

      Otra cosa ya son los vídeos de gatitos… De eso nunca hay suficiente… jajajajaja.

      ¡Un abrazo y mil gracias por regalarme algo de tu tiempo para leer y comentar!

      Me gusta

  4. Como me analices a mí, cariño, escribes un DSM entero… xD

    Le gusta a 1 persona

  5. Silvia

    Jajajajajajaja
    Me ha encantado tu post!!!!
    Sin duda hay muchos más perfiles representativos pero si busco en mi interior puedo encontrar pinceladas de caritas sonrientes, fruto de la gestión y equilibrio actual de haberme trabajado hace ya muuuuuchos años, un perfil espía que invadió mi vida durante dos meses en busca de respuestas y que me llevaron de cabeza al psicólogo al descubrir ese lado oculto que casi todos tenemos con el que no me sentía en absoluto identificada pero que cobró vida en un momento puntual y razonablemente justificado…
    No siempre son fantasmas lo que nos quieren hacer ver
    ;))
    Un beso

    Silvia

    Me gusta

    • ¡Hola Silvia!

      El hecho de compartir tus experiencias, en especial las negativas, es un acto precioso de generosidad, tal como yo lo veo, y aporta a mis palabras mucho más valor y fuerza. Obviamente, aunque trato el tema desde una perspectiva que se inclina más al humor, muchas veces detrás de estos comportamientos online hay personas que, en muchos casos, pueden estar atravesando problemas reales e intensamente trascendentes en su vida.

      Ante las nuevas posibilidades y los nuevos entornos, como pueden ser las redes sociales, nos enfrentamos a partes de nosotr@s mism@s con las que antes probablemente no nos habíamos encontrado cara a cara. Te doy mi más sincera y orgullosa enhorabuena por haberte sometido a esa prueba y haber salido vencedora, haber recuperado el control y salir fortalecida de ese episodio: más sabia y más dueña de ti misma.

      ¡Un abrazo gigante!

      Me gusta

  6. Silvia

    Gracias por tu apreciación!!
    ;))
    Hay personas que nunca llegan a enfrentarse a ese “yo” oculto y oscuro y creen conocerse perfectamente, pensando que nunca harían x cosa…
    Yo después de aquello descubrí que determinadas situaciones pueden llevarte a perder el control de tal forma, que tienes que verte envuelta en ellas para ser consciente verdaderamente del potencial de tu personalidad, y también para saber lo importante de tener una buena capacidad de gestión de pensamientos y emociones con las que enfrentar nuevas situaciones en tu vida…
    Sin duda eso forma parte de la mujer que soy hoy. Me ayudo a madurar y a conocerme mejor. Y ahora que lo veo con perspectiva, fue muy doloroso en ese momento, pero muy útil para mi bagaje emocional.
    Al fin y al cabo somos la suma de nuestras experiencias e interacciones con el mundo.
    Un abrazo
    ;))
    Silvia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s