Levántate y anda

flechaNewYa sabemos que la Biblia es una extravagante fábula llena de metáforas. Tengo una teoría sobre Lázaro, y es que no estaba muerto en sentido literal: lo que estaba era agilipollado. Y cuando Jesús le dijo “levántate y anda” no es que le resucitase “biológicamente”, sino que le dio tal bofetada que resonó en toda Betania. Por puro gusto por los datos curiosos e inútiles, no quiero dejar de comentaros que, según parece, el lugar dónde se dio este hecho tan milagroso es hoy un basurero… Nada más que decir al respecto. En fín, lo que quiero decir es que si Lázaro estaba muerto, era sencillamente porque no vivía, porque no hacía nada con su vida y se dedicaba a verlas venir.

Lázaro era un chaval con sus sueños y aspiraciones, con sus ideas y sus principios, que se daba a las charlas de taberna donde hacía alarde de sus elaborados razonamientos y su muy aparente y exquisita inteligencia. Pero no hacía absolutamente nada, salvo dejar todo siempre para el día siguiente . Lázaro era un tipo prometedor, con potencial, consciente de su tiempo y de su circunstacia, pero que prefería estar tirado a la bartola y se olvidaba pronto de sus compromisos consigo mismo y con su entorno. Y no era por maldad, era por dejadez. En resumen, era por pura vagancia.

Resulta que lo que necesitaba era una metafórica hostia con toda la mano abierta, y quien mejor boomparadispensársela que el santo Mesías en persona. Y abofeteado por tan importante personaje, hacia quien sentía gran cariño y respeto (he aquí una condición sine qua non para que la hostia surta efecto), Lázaro se levantó  y anduvo.

Vosotros que sois gente despierta creo que ya habéis entendido dónde quiero ir a parar. Igual que en las manifestaciones de hermanamiento y solidaridad, “todos somos Lázaro”. Bueno, o casi todos, que los hay que ya están levantados y en marcha desde hace mucho tiempo. Y al resto, ¿quien nos tiene que hostiar? Todos sabemos lo que tenemos que hacer, todos tenemos sueños y aspiraciones, todos somos conscientes de lo que está pasando. A estas alturas la ignorancia ya no puede ser excusa, por muy feliz que esté uno siendo tonto del bote y no enterándose de nada. El bote ya lo vaciaron de tanto chupar de él, así que uno ya solo puede ser tonto del culo, y es algo que no tiene muy buena pinta tal y por donde llevamos a estas alturas los pantalones.

nieblaTanto buscar tu camino y resulta que el camino, como decía Machado, se hace andando. Muévete por ti o muévete por los demás, busca lo que te motive, lo que te conmueva o lo que te cabree como a una mona y ponlo en el centro de tu salón, donde tienes la tele. Pero no te dejes… No te dejes morir más tiempo, porque el tiempo es la condición más limitada del pasajero. Si nadie ha acudido aun a resucitarte, échale huevos y abofetéate tú, que sabes dónde te duele.

Yo empiezo hoy, yo hoy he hecho mucho más que levantarme. Hoy he echado a andar.

Con la cara dolorida.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Autodeterminación, Reflexiones

5 Respuestas a “Levántate y anda

  1. Jaja..pobre Lázaro “el agilipollado”. Que tengas buen camino.

    Me gusta

  2. Enrique Pinin

    Un gran acierto tu blog….

    Me gusta

  3. Pingback: Yo expectativo, tú expectativas… | El Pasajero

  4. Directo a la mandibula!

    Me gusta

  5. Pingback: Volver a empezar: una carta para "yoes" del pasado (y del presente) | Vive como piensas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s